Menú Cerrar

IMPORTANCIA DE LA DOBLE LIMPIEZA

Uno de los pasos más importantes de la rutina facial, es sin duda, la limpieza facial. Hoy queremos hablarte del método coreano de la doble limpieza que consiste en limpiar el rostro en dos fases de forma que se consigue una limpieza mucho más profunda.

La doble limpieza se debe de realizar te hayas maquillado o no, ya que a lo largo del día acumulamos impurezas de todo tipo. Hay dos tipos de impurezas, las de base oleosa y las de base acuosa. Las de base oleosa, se retiran en la primera fase y las de base acuosa, en la segunda fase.

En el primer paso, se retiran las impurezas de base oleosa, como el exceso de sebo, el maquillaje, el protector solar, la polución y otros restos de cosméticos, con limpiadores en aceite. El aceite es capaz de eliminar y descomponer las impurezas oleosas, además, no es comedogénico, por lo que lo pueden utilizar todo tipo de pieles.

Te recomendamos el Moringa Cleansing Balm de Emma Hardie o Reinassance Cleansing Gel de Oskia. Si prefieres otro tipo de texturas puedes optar por una leche limpiadora como el Replenish Cleansing Balm de Apoem. Utiliza para retirar los limpiadores de base grasa una muselina de doble cara como las Dual Action Professional Cleansing Cloths de Emma Hardie, que ayudan además a realizar una exfoliación suave.

En el segundo paso, se acaba de retirar los restos de suciedad del primer paso y la suciedad soluble en agua, como el sudor con limpiadores de base acuosa, como un limpiador en gel como el de Alex Carro, en espuma como el de Uvas Frescas o con un jabón como los de Inuit Soap.

A continuación, tonifica e hidrata y luce una piel luminosa, hidratada y suave.

Publicado en Cosmética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Consigue un -10% Descuento!

Suscríbete a la Newsletter y consigue un 10% de descuento en tu primera compra.